Qué se necesita para conducir en Australia?

conducir-en-australia

Qué se necesita para conducir en Australia?

Qué se necesita para conducir en Australia?

 

Si tu viaje a Australia está próximo y ya te estás informando de todo lo que será necesario para tu estancia allí, te recomendamos que pongas también al día tu carnet de conducir.

No es que sea ni mucho menos indispensable entre la toda la documentación que se precisa, ni a lo mejor tienes la intención de coger un coche, pero te aseguramos que no está demás que hagas lo necesario para una vez en el país poder conducir. Nunca se sabe, a la vez que todos somos conscientes de que el permiso de conducir siempre puede serte más útil de lo que parece, y más en Australia.

No hace falta que llegues a tu destino para empezar a mover papeles con el fin de sacarte el permiso de conducir internacional. Desde la delegación de tráfico más cercana de tu localidad puedes solicitar el carnet de conducir internacional.

Te harán saber que esta licencia es un documento provisional y su validez es de un año. Normalmente se tramita el mismo día que lo solicitas y te permitirá poder convalidar todos los permisos que poseas, tanto moto como coche.

Sé previsor ya que en muchos lugares de alquiler de vehículos (siempre para mayores de 21 años) tanto de coches, motos o auto-caravanas, os van a exigir este permiso, siendo no valido el carnet español.

¿Cuál es la documentación necesaria?

Si nunca lo has solicitado para poder conducir en otro país, te diremos que es muy simple, tan sólo es necesario que tus documentos estén al día.

En Tráfico te solicitarán:

  1. Tu carnet de conducir español en regla traducido al inglés
  2. Pasaporte en regla
  3. DNI y dos fotos tamaño carnet
  4. Y abonar una cantidad que puede oscilar entre los 20 euros aproximadamente.

 

Permiso de conducir australiano

 

¿Qué ocurre si te estás planteado pasar más de un año en Australia?

En primer lugar comentarte que los visados que se expiden para estudiar inglés en el país no son para años precisamente, pero si por otros motivos tu estancia se alarga en el país, si es entonces cuando convendrá que obtengas una vez allí el permiso de conducir australiano.

Los pasos a seguir son muy similares a los que tuviste que dar para obtener el permiso internacional.

En cada ciudad o estado donde os encontréis existe una delegación de tráfico. Pinchando el link Driver License Renewall sabrás a cual te tienes que dirigir. Una web que te podrá resolver más de una duda en todos los sentidos.

Pero si vuestra intención es conducir tanto coche como ciclomotores de hasta 125cc con el mismo carnet que en España puedes sacarte un mismo documento.

Si eres de España te solicitarán:

  1. Traducción oficial de tu carnet de conducir
  2. Carnet de conducir español en regla
  3. Pasaporte español en regla
  4. Tarjeta de débito o crédito
  5. Rellenar un impreso
  6. Certificado bancario australiano donde es muy importante que aparezca tanto vuestra dirección en el país, además de vuestro nombre y apellidos.
  7. Abonar 80$ AUD por un año, también te da la opción de pagar por más años

En alguna ocasión, tengas el permiso que tengas, os pueden solicitar una prueba psicotécnica.

Si eres de Latinoamérica los requisitos son los mismos, lo único que cambia es la necesitad de hacer un examen de 30 preguntas.

 

Conducir en Australia

El hecho en sí de conducir por las carreteras del país o las calles de las ciudades australianas no es ni mucho menos más complicado que hacerlo en cualquier parte del mundo; diríamos que es mucho más sencillo.

La inmensa mayoría de los conductores del país son mucho más tranquilos y sosegados. Pero algo a lo que deberás acostumbrarte pronto es a circular por el lado contrario al que estamos acostumbrados, como en el Reino Unido.

Las distancias entre las ciudades son enormes, por lo que aquellos que deciden no coger el avión si suelen sobrepasar los límites de velocidad y no descansar lo suficiente en su trayecto.

Desde la década de los sesenta las autoridades se propusieron bajar el índice de siniestros, endureciendo las penas por exceso de velocidad (máxima 110 km/h en autopista), conducir bajo los efectos del alcohol (recuerda que la tasa permitida debe ser inferior al 0.05% ) y controlando la circulación de los grandes camiones que atraviesan parte del país. Su enorme longitud supone a veces un peligro si no prestamos la suficiente atención.

Pero recorrer junto a tus amigos en una auto-caravana las polvorientas carreteras de Australia, contemplando el camino y disfrutando de cada parada, es algo que no tiene precio.

Si tienes cualquier duda o tienes cualquier problema en Australia, contacta con nosotros!

 

“EMPECEMOS POR EL PRINCIPIO: SI NO TE GUSTA DONDE ESTÁS…MUEVETE! LAS CADENAS SON MENTALES”

Etiquetas: , , ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *